Logo

Listas de espera en salud: cómo brindar un mejor acompañamiento a las personas

Noviembre 2018 a la actualidad

De acuerdo al Ministerio de Salud (MINSAL), en marzo de 2018 existían 1.804.009 personas esperando una consulta nueva de especialidad o una intervención quirúrgica en el sistema de público de salud en Chile. Esta espera puede durar días, meses e incluso más de un año. Es por esto, que el MINSAL y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), solicitaron al LIP diseñar un modelo de acompañamiento al paciente en espera de consultas de especialidad o de operaciones quirúrgicas.

El objetivo del modelo es que la espera sea beneficiosa, ya que cuando es larga y los pacientes no cuentan con información, se arriesga un deterioro en su salud. Se busca mejorar la experiencia de los pacientes lo que puede inclusive contribuir a mejorar los resultados clínicos. Para abordar el reto de forma integral se hizo un trabajo en conjunto con el Departamento de Salud Pública UC y con la Dirección de Estudios Sociales del Instituto de Sociología UC.

Para el desarrollo de esta iniciativa se había proyectado trabajar con adultos mayores y pacientes en lista de espera de especialidades traumatológicas. Sin embargo, a propósito de la contingencia provocada por el COVID-19, se adaptó y se hará un acompañamiento a partir del nivel secundario de atención, en el Centro de Referencia de Salud del Hospital Padre Hurtado. Originalmente se haría el acompañamiento en Atención Primaria de Salud, pero actualmente los Centro de Salud Familia (CESFAM) están dedicados a la contingencia del COVID-19.

Actualmente se está contactando a pacientes que están esperando por su atención con especialistas. Específicamente con gastroenterología del Hospital Padre Hurtado, donde una enfermera que integra el equipo del LIP, está trabajando en conjunto con una Técnico en Enfermería, la enfermera de la especialidad  y un médico, para atender pacientes a través de teleconsulta.

A partir del 9 de junio de 2020 se hizo el primer contacto con pacientes que comenzarán a ser atendidos el lunes 15 de junio por telemedicina. Ademas de esa consulta, el piloto tiene un componente de acompañamiento, por lo que ayuda al paciente a gestionar sus exámenes previo a la consulta y le entrega información antes de la teleconsulta y luego de ella.

“En el sector público las instituciones no proveen un servicio a un beneficiario, sino que se da una co-producción del servicio entre la organización pública y el usuario”